Year 7, Number 29, July 2005

 

Dificultades en la interpretación del Renograma Diurético en niños.
Article N° AJ29-7

 

 

4. Uso de sonda vesical. Imagen postmicional. Efecto de gravedad


Es reconocido el hecho de que el aumento de la presión intravesical dado por una vejiga llena es transmitido hacia el tracto urinario superior provocando un retardo de la función excretora incluso en riñones normales. Esto resulta en retención piélica y un aplanamiento de la curva renográfica simulando un pattern de obstrucción.

De acuerdo a las recomendaciones del "Well Tempered Renogram", introducido en 1992, debiera instalarse en forme rutinaria una sonda vesical en todos los RN y niños incapaces de lograr una micción completa en forma voluntaria. Esto basado además en el hecho de que se evitaría así el reflujo vésico-ureteral (RVU), se reduciría la dosis de radiación a gónadas y se evitarían los movimientos de un niño que está incómodo por la presencia de una vejiga llena.

El uso de un sondeo vesical de rutina agrega a una técnica catalogada como no invasiva, un procedimiento que requiere de la habilidad del profesional en la instalación de la sonda, de medidas de asepsia adecuadas y de un tratamiento profiláctico previo para evitar una infección urinaria.

Todo niño antes de iniciar el estudio debe orinar. Ahora bien, si bien es difícil obtener una micción espontánea en neonatos o en niños pequeños, el uso de un diurético hace que el niño orine dentro de los 15 a 20 minutos después del término de la administración de éste. Se debe obtener en forma rutinaria imágenes adicionales post-miccionales que permitan un análisis del riñón con vejiga vacía. Otro aspecto importante en este enfoque es que debe existir un cambio de posición del niño un tiempo después de la administración de Laxur de tal manera que la posición erecta permita actuar al efecto de la gravedad y mejorar el drenaje del riñón. Este último factor es especialmente importante durante el primer año después de una pieloplastía donde el efecto de gravedad tiene un mayor rol en el drenaje del sistema pielocalicilar que sufre una pérdida temporal de sus movimientos peristálsicos.

La cateterización vesical se reservaría entonces para aquellos pocos casos como la existencia de una vejiga neurogénica o de un reflujo vésico-ureteral (RVU) de alto grado que puede estar asociado a una obstrucción pielo-ureteral (OPU).

 


Resumen | Abstract | Introducción | 1. Selección del Radiofármaco | 2. Antecedentes clínicos | 3. Hidratación previa | 4. Uso de sonda vesical. Imagen postmicional. Efecto de gravedad | 5. Protocolos para el uso de diurético | 6. Control de calidad | 7. Áreas de interés (ROIs) y selección de background | 8. Función renal diferencial | 9. Respuesta Diurética | Referencias | Print

 

 

Sitio desarrollado por SISIB - Universidad de Chile